V Festival de Cortometrajes

El Festival de Cortometrajes de Paracuellos de Jarama cerró su quinta edición completando una semana de éxito de crítica y público. El evento comenzó con una noche dedicada al nanaísmo, corriente de vanguardia dedicada al surrealismo, a la generación del 27 y a las influencias berlanguianas, que, a la postre, marcó el devenir del festival, ya que los primeros premios tanto de público como de jurado fueron exhibidos en esta primera sesión.

El jurado, compuesto por Javier Elorrieta, Diego Martín, Oriol Puig, Miguel López Beraza y Beatriz Webe, resolvió que el primer premio del festival debía ser para ‘Microondas’, una comedia surrealista, escrita y dirigida por Juan Cavestany, que relata la extraña venta por internet de un microondas de segunda mano. Kiko Prada, productor del cortometraje, recogió el galardón agradeciendo a jurado y organización por el “empujón” que supone este reconocimiento. El segundo premio fue compartido, ex aequo por ‘Bla bla bla’, de Alexis Morante, y ‘Los Angeles 1991’, de Zacarías y Macgregor.

Imagen
imagen cine 4
Imagen
imagen cine 5

El premio a la mejor actriz fue para la mexicana Aida López, por su interpretación en el corto ‘Oasis’, en el que da vida a una encargada de la limpieza de un edificio que se verá envuelta en una situación que le obligará a tomar una decisión, tanto para intervenir, como para ignorarlo. La directora del cortometraje, Carmen Jiménez, recogió el premio y Aida López apareció en la gran pantalla para agradecer el galardón y terminar su discurso con ‘Hagamos cine’.

El premio del jurado al mejor actor fue para Luis Zahera, por su interpretación en ‘El Club de los 27’, en donde encarna a un despiadado hombre de negocios que ofrece fama y dinero a un joven autor musical con una única condición: engrosar las filas del mítico ‘Club de los 27’, aquél en el que los artistas mueren a los 27 años en plena cumbre, proporcionando una leyenda sin igual alrededor de su persona. El director del corto, Carlos Solano, recogió el premio en su nombre y reconoció que fue una suerte contar con “esta bestia interpretativa” para el trabajo.

El público premió como mejor cortometraje del festival a ‘No abortamos’, de Marta Onzain y Alberto Peña Marín, un trabajo que narra, en clave de humor, el último comunicado de la banda terrorista ETA. La directora Marta Onzain recogió el galardón embarazada de ocho meses y su primera aclaración fue que “a pesar de mi estado, el cortometraje no tiene nada que ver con el aborto. Para nosotros es increíble recibir premios del público. Sabemos que la temática del corto es arriesgada, pero creemos que ya es momento de tratar ciertos 

temas con humor, como síntoma de que, afortunadamente, ya hay etapas que hemos dejado atrás”.

El segundo premio del público fue para ‘Bellanca’, de Víctor Nores, un trabajo que tiene como protagonista a una persona sorda y ciega y que llegó al corazón de los espectadores. El mismo Nores, que ya había recogido un segundo premio del público en el festival por ‘Eutanas S.A.’ hace dos años, recogió el galardón y comentó que lo mejor de esta experiencia había sido un comentario que escuchó en el festival: “es la primera vez que le veo llorar”.

La quinta edición del festival contó con una novedad: la creación de un jurado joven, compuesto por ocho personas menores de 35 años residentes en Paracuellos de Jarama, que otorgaron su propio galardón. El cortometraje elegido por este jurado fue ‘Cretinos’, de Edu Moyano, un trabajo que habla sobre la frustración de ser brillante en aquello que no te apasiona; a la vez que mediocre en lo que soñarías convertirte.

Imagen
imagen cine 6
Imagen
imagen cine 7

Además, la noche nanaísta celebrada en la primera jornada del festival albergó también la creación del premio Enrique Herreros de las Artes Audiovisuales, que premiará año a año a un cortometraje de corte surrealista. El premio fue para ‘Con vistas’, de Adriá Guardiola, un galardón que a su vez estuvo acompañado de la presentación de ‘A mi manera’, libro escrito por Enrique Herreros y que el mismo autor relató un adelanto ante la divertida audiencia. El jurado nanaísta también otorgó una mención especial al corto ‘No abortamos’, por ser un trabajo necesario en la superación del pasado terrorista sufrido en nuestro país.

El festival cerró así su quinta edición tras cinco jornadas, una más que el pasado año,  en las que el público abarrotó el Centro Cultural de Paracuellos de Jarama. Por los encuentros con el público pasaron más de 20 invitados que debatieron y dialogaron con los espectadores cada día tras las proyecciones. El grupo de improvisación Calambur puso la guinda final al evento con su actuación en la que no faltaron la comedia, la risa y el cine, tras la cual la organización cerró el evento con una fiesta de clausura y comenzando a trabajar para la sexta edición, en el 2017.