Tu Ayuntamiento Servicios Municipales Gestiones y Trámites Tu Municipio

Medio Ambiente y Salud ponen en marcha una campaña de prevención de enfermedades

miércoles, 16 de diciembre de 2015
Mis vecinos caninos-2

Las concejalías de Medio Ambiente y Salud del Ayuntamiento de Paracuellos de Jarama han puesto en marcha una campaña de prevención de enfermedades denominada ‘Mis vecinos caninos’.

Se ha editado y distribuido por los hogares del municipio un folleto en el que se informa sobre las diferentes enfermedades que se pueden propagar por medio de los excrementos caninos y se ofrecen consejos para la prevención de las mismas. “Cuidar a tu mascota no es solo sacarla a pasear, darle de comer o llevarla al veterinario. Cuidar de tu mascota también es prevenir las enfermedades que puede contraer o transmitir y el principal foco de las enfermedades está en las heces. Por eso, es muy importante que colabores y no permitas que sus excrementos queden abandonados en aceras, parques, jardines e incluso en los pipi-canes” se asegura en este tríptico.

Areacanina1En esta campaña, también se informa de las obligaciones que todos los ciudadanos, y especialmente los propietarios de mascotas, tienen y que están recogidas en la ‘Ordenanza municipal reguladora de la tenencia y protección de los animales’.

Así, se recuerda que está terminante prohibido mantener a los animales en terrazas, jardines o patios cuando ocasionen molestias a los vecinos o su entrada en las zonas destinadas a juegos infantiles. Otro de los aspectos que recoge la campaña son las especiales medidas de seguridad que requieren los animales potencialmente peligrosos.

En los parques municipales que carezcan de zonas destinadas específicamente para perros, podrán estar sueltos entre las 22:00 y las 8:00 horas del día siguiente, desde el 1 de octubre al 31 de marzo, y entre las 23:00 y las 8:00 horas del día siguiente, el resto del año. Este artículo no es de aplicación para los animales calificados como potencialmente peligrosos.

También se informa de que “la no adopción de medidas oportunas para evitar que los animales ensucien con sus deyecciones los espacios públicos o privados de uso común está sancionada con una multa de hasta 1.000 euros”.