Tu Ayuntamiento Servicios Municipales Gestiones y Trámites Tu Municipio

El 19 de octubre comienza la campaña de vacunación contra la gripe en el centro de salud

jueves, 15 de octubre de 2015
gripe-1

La Comunidad de Madrid comenzará el lunes 19 de octubre la campaña de vacunación frente a la gripe, que se prolonga durante los próximos meses, mientras exista circulación del virus, y está dirigida a los conocidos como ‘grupos de riesgo’, fundamentalmente mayores de 60 años y enfermos crónicos.

La gripe es una enfermedad muy contagiosa originada por virus que ocasiona una infección aguda del aparato respiratorio. Una vez contraída, la mayoría de las personas infectadas se curan completamente en una semana o 10 días. El virus es muy contagioso y la transmisión se produce de persona a persona a través de pequeñísimas gotas de saliva que expulsamos por la nariz o por la boca al hablar, toser o estornudar.  

La vacuna se administra  en el Centro de Salud o centro de vacunación habitual. También en Residencias de Mayores, Centros Municipales de Salud  y otros centros concertados, solicitando cita previa.

La vacunación para evitar contraer la gripe se dirige a personas igual o mayor de 60 años, así como a los grupos con mayor riesgo de padecer complicaciones si contraen la gripe, como personas con enfermedad respiratoria o cardiovascular crónica, incluyendo el asma, displasia broncopulmonar y fibrosis quística; personas con otras enfermedades crónicas que comprometen el aparato respiratorio por aumento de secreciones o por disfunción neuromuscular; enfermos con afecciones metabólicas crónicas como diabetes mellitus, obesidad mórbida, insuficiencia renal, hemoglobinopatías y anemias, aspGripe13-4lenia y enfermedad hepática crónica; inmunodeprimidos; niños de seis meses a 18 años tratados durante largo tiempo con ácido acetilsalicílico; personas que convivan en el hogar con personas de riesgo; residentes en instituciones cerradas; mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación; personal médico, de enfermería y otros trabajadores del ámbito sanitario; trabajadores en asistencia domiciliaria con individuos de alto riesgo; personas que realicen servicios esenciales para la comunidad (conductores de autobús y metro, bomberos, policías, militares, protección civil, funerarias, etc.); personas de alto riesgo que vayan a viajar al trópico (en cualquier época del año) o al hemisferio sur (de abril a septiembre).

Por lo contrario, no deben vacunarse los alérgicos a algún componente de la vacuna; personas que anteriormente hayan tenido una reacción alérgica severa con la vacuna de la gripe; personas con enfermedad febril aguda y los niños menores de seis meses.

El período de incubación de la gripe es de uno a dos días y entre los síntomas más frecuentes se encuentra la fiebre superior a 38 grados con duración de 3 a 4 días, fuertes dolores musculares y de cabeza y tos. Se diferencia del resfriado común en que éste no suele ir acompañado de fiebre, o es poco elevada, no provoca dolores de cabeza y sí secreción nasal, estornudos e irritación ocular.

Los virus de la gripe evolucionan constantemente por lo que cada año cambia la composición de la vacuna en función Gripe13del tipo de virus que ha circulado por el mundo en la temporada anterior.

La Consejería aconseja evitar los cambios bruscos de temperatura, así como aglomeraciones en locales cerrados, cuidar la higiene personal y no compartir objetos con otras personas que han estado en contacto con enfermos de gripe. Además, los expertos recomiendan guardar una alimentación equilibrada y tomar fruta rica en vitamina C. La vacuna contra la gripe es el mejor medio para prevenir la enfermedad.

En caso de estar con gripe las recomendaciones son: guardar reposo, beber muchos líquidos, evitar el consumo de alcohol y tabaco, y controlar la fiebre con analgésicos y antitérmicos que le recomiende su médico o farmacéutico con el objetivo de aliviar los síntomas.

Se recomienda acudir al médico de familia en caso de que la fiebre no desaparezca pese al tratamiento, si tiene dificultad para respirar estando en reposo, si la tos continúa pasados 10 días y si está incluido en algún grupo de riesgo y no se ha vacunado. No utilice las urgencias salvo complicaciones.