Tu Ayuntamiento Servicios Municipales Gestiones y Trámites Tu Municipio

Dos vídeos nos muestran algunos de los rincones más bellos de Paracuellos

viernes, 19 de septiembre de 2014
Lagunas de Belvis.

El Ayuntamiento de Paracuellos de Jarama ha presentado dos vídeos promocionales para dar a conocer algunos de los rincones más interesantes de nuestro término municipal.

En colaboración con la empresa Tres Tréboles, las concejalías de Cultura y Comunicación y Medio Ambiente han elaborado un primer vídeo, denominado ‘Microruta del agua’, que propone una senda con el líquido elemento como nexo de unión.

Esta producción ofrece un paseo por rincones como la Fuente Seca, construida en 1909 y ubicada en la calle Real; el Lavadero, lugar donde, desde principios del siglo XX, los vecinos de Paracuellos de Jarama lavaban sus ropas y abrevaban a sus animales. Dispone de dos pilones, que datan de 1911 y 1929 respectivamente, que ahora, recuperados y habilitados como parque, suponen un lugar ideal para paliar los calores del verano. La ruta prosigue por Altos de Jarama, para descender hasta el río y dar allí un paseo en el que se puede disfrutar de la flora y fauna de su ribera.

El segundo vídeo nos presenta una de las joyas medioambientales de Paracuellos de Jarama: las ‘Lagunas de Belvis’ y nos explica cómo llegar a ellas, por la carretera M-111, hasta coger el desvío, a la altura del Caserío de Belvis. Las lagunas están incluidas en el Catálogo de HumEl vídeo muestra el Lavadero.edales de la Comunidad de Madrid, desde septiembre de 2004, y en el Inventario Nacional de Zonas Húmedas, desde octubre de 2006. El humedal está constituido por 29 láminas de agua, que ocupan una superficie total de 33,6 hectáreas.

Su origen se debe a las actividades de extracción de áridos, que se llevaron a cabo desde la década de los 50 hasta finales de los años 80. Pese a ser unas lagunas de origen artificial, con el tiempo se han convertido en refugio de multitud de aves, algunas de ellas con especial protección. Se trata de un enclave ecológico muy atractivo para muchas especies, sobre todo para las anátidas (patos) y acogen a otras aves en sus migraciones. También es un lugar propicio para el asentamiento de muchas especies de árboles y plantas (aliso, fresno, sauce, junco o enea).