Tu Ayuntamiento Servicios Municipales Gestiones y Trámites Tu Municipio

Campaña de concienciación sobre la obligación de retirar de la vía pública las ‘cacas’ de los perros

miércoles, 10 de diciembre de 2014
diptico campaña canina-4

El Ayuntamiento de Paracuellos de Jarama ha puesto en marcha una campaña de concienciación ciudadana sobre la necesidad y obligación de retirar de la vía públicas las ‘cacas’ de los perros, advirtiendo que las multas fijadas para este incumplimiento pueden llegar a los 1.000 euros.

Las concejalías de Medio Ambiente y Comunicación han comenzado a distribuir unos folletos con el lema ‘No abandones las necesidades de tus mascotas’ en edificios públicos y en los domicilios de los paracuellenses.

En esta publicación se ofrecen 20 consejos a seguir por los propietarios de mascotas. También se recuerdan algunos de los artículos más significativos de la ‘Ordenanza reguladora de la tenencia y protección de animales’, aprobada el 22 de marzo de 2014, como el que dice que “los propietarios o poseedores de animales son responsables en todo momento de su custodia, tenencia o guarda, al igual que de sus daños, perjuicios y molestias que ocasionen a las personas, bienes y al medio en general”.

También se recuerda que es obligatorio censar a las mascotas en el Ayuntamiento y que no se podrá tener más de cinco animales domésticos de compañía en viviendas urbanas. En cuanto a los horarios, se informa de que “en los parques y zonas verdes municipales, los perros pueden permanecer sueltos, entre las 22:00 y las 8:00 horas del día siguiente, desde el 1 de octubre al 31 de marzo; y entre las 23:00 y las 8:00 horas, el resto del año”.

Además, se avisa que está prohibida la entrada de animales en las áreas de juegos infantiles y que “los dueños evitarán que los animales ensucien con sus deyecciones cualquier espacio público o privado, de uso común. Es su obligación recoger los excrementos y poner los medios para ello”.

El objetivo fundamental de esta campaña es concienciar a los dueños de los perros para que recojan las deyecciones de sus mascotas cuando éstas realicen sus necesidades en espacios públicos de nuestra ciudad. La existencia de este tipo de residuos en la vía pública ofrece una imagen negativa del municipio, dificulta las tareas de limpieza viaria, ocasiona numerosas molestias a los ciudadanos y representa un factor de riesgo para el potencial contagio de enfermedades, especialmente entre los más pequeños.